En medio de aplausos, oraciones y alabanzas, este 13 de noviembre en las instalaciones del Fórum de Valencia, fue recibida la reliquia de la Virgen del Socorro, en conmemoración a los 111ª años de su coronación canónica, acto donde el alcalde de la capital carabobeña, Alejandro Marvez, asistió como feligrés y autoridad municipal.

Durante la celebración eucarística el mandatario local estuvo acompañado de la primera dama de la jurisdicción, María de Marvez; Denis Miraldo, presidente de la Fundación para la Cultura de la Ciudad (Fundacultura) e integrante del Comité Organizador de las festividades 2021; Marina Giménez, presidente de la Cofradía del Espíritu Santo y Nuestra Señora del Socorro y otras personalidades de la ciudad.

Como parte del homenaje tradicional, se realizó una misa presidida por arzobispo de Valencia, monseñor Reinaldo del Prette Lissot, en compañía del párroco de la Catedral, Pedro De Freitas, en la que expresó, “con todas las medidas de bioseguridad y con el aforo más restringido por motivos de la pandemia, este año volvemos a retomar esta celebración que año tras año son la demostración del amor de los hijos de María del Socorro, nuestra madre del cielo”.

El arzobispo de Valencia, predicó durante la liturgia la importancia de la reflexión ante los actos y pensamientos de la vida diaria, sobre los valores, los principios, la importancia de la unión de los hermanos venezolanos y  oraciones para el cese de la pandemia mundial por Covid-19.

La solemne eucaristía contó con sesiones musicales dirigidas por la Banda Sinfónica 24 de Junio, en conjunto con las voces del Coro Arquidiocesano de Valencia y la Coral del Seminario Nuestra Señora del Socorro, acompañados del Orfeón Universitario de la Universidad de Carabobo (UC), Melodías de Jesús y el Ensamble de Música Académica Contemporánea de la UC.

Culminado el acontecimiento litúrgico, la venerada imagen recorrió la ciudad como parte de la acostumbrada caravana en la que se efectuaron cinco paradas, entre las que resaltan, el Club de la Hermandad Gallega, seguido del Hotel Cristal Park, desplazándose por toda la avenida Bolívar norte para continuar su breve estadía en la emblemática Torre Banaven, finalizando la trayectoria en la Catedral de Valencia, donde reside su venerable reliquia.

En este sentido, Marina Giménez, presidente de la Cofradía del Espíritu Santo y Nuestra Señora del Socorro, exteriorizó su sentir acerca del acontecimiento donde se exalta a la patrona de Valencia: “Estoy muy feliz de recibir a nuestra madre del cielo que ha llegado esplendorosa, toda llena de orquídeas, para llenarnos espiritualmente con su amor y  belleza, la fe y la esperanza de nuestra madre del Socorro para que nos ayude en todo momento y para que ilumine nuestro camino y nos mantenga unidos siempre para salir adelante”.